¡Feliz Navidad!

"Su propio corazón reía, y con eso le bastaba. No volvió a tener trato con aparecidos, pero en adelante vivió bajo el principio de abstinencia total y siempre se dijo de él que sabía mantener el espíritu de la Navidad como nadie. ¡Ojalá se pueda decir lo mismo de nosotros, de todos nosotros! Y así, como dijo Tiny Tim, ¡que Dios nos bendiga a todos, a cada uno de nosostros!"

Cuento de Navidad, de Charles Dickens

¡Feliz Navidad!

Compartir